Reparación de tuberías sin aperturas de zanjas

El pasar del tiempo siempre se encarga de tomar sus víctimas y esto no solo aplica a las personas, afecta a todo y a todos los que estamos sobre este planeta. La verdad es que una buena tubería está diseñada para funcionar lo mejor que pueda por mucho tiempo pero ni la mejor de las canalizaciones es infinita y al pasar cierto tiempo ya empezara a deteriorarse.

Usualmente el deterioro de las tuberías tiene muchas razones que por obvias razones no están a simple vista para el ojo humano, razones como acumulo de suciedad, oxido, perdida de la continuidad de las tuberías por la constante erosión a la que están expuestas, raíces de árboles que perforan las tuberías, objetos extraños desechados por los canales, movimientos tectónicos y un sinfín de razones extras.

La aparición de estos factores trae como resultado el mal funcionamiento de las tuberías, el cual se puede presentar en forma de distintas consecuencias como inundaciones subterráneas, creación de sumideros, perdida del paso de las aguas residuales, la cual puede llevar a una inundación en su casa, la aparición de malos olores y muchas otras situaciones que terminan siendo sumamente desagradables para los habitantes de la casa. Hasta hace algunos años estos problemas significaban horas de trabajo duro y a ciegas por parte de los obreros que trataban a través de distintos métodos poco precisos, determinar el origen del problema, por suerte esos días se acabaron.

Hoy en día, empresas especializadas ponen a su alcance un sistema moderno de detección y reparación de fallas en sus tuberías, de manera que no tenga que abrirse ninguna clase de zanja en el suelo ni se tenga que hacer ninguna obra para solventar la problemática, lo cual obviamente significa un ahorro tanto en tiempo como en dinero.

El proceso es muy sencillo y consta de una cámara unida a la punta de un cable semiflexible que es introducido por las tuberías, con la ayuda de los planos de las canalizaciones nuestros expertos se encargaran de observar el estado en que se encuentran las paredes de su tubería, mientras que a su vez buscan la razón de la avería de los canales. Este proceso amerita de una maquinaria especializada que nuestros trabajadores operan de manera profesional.

Una vez ubicados y delimitados los problemas, la reparación es aun más sencilla, ya que si solo se trata de un atasco, con la ayuda de agua a presión se puede solucionar el problema en minutos. Si alguna parte de la tubería se encuentra comprometida, por un agujero se puede realizar su reparación con la inclusión de una malla de fibra de vidrio con la ayuda de estos cables, todo sin la necesidad de realizar una zanja.

Sin duda este proceso es revolucionario, ya que le quita de encima al cliente el tener que soportar días y días de trabajo en su hogar que le quitaban mucho dinero y que causaban molestias tanto para el como para su familia y sus vecinos, solo llame a limpieza industrial y podrá contar con este servicio en cuestión de nada, es una tarea sencilla y muy económica, permita que los profesionales se encarguen por usted y solo siéntese mientras nuestras cámaras y mangueras realizan todo el trabajo. Llame ya y compruebe usted mismo las maravillas de esta tecnología.